Pan casero delicioso sin amasado

Pan casero delicioso todos los días sin esfuerzo

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on whatsapp
¿Te ha gustado? Puntua!!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Pan casero delicioso sin amasado.

Un pan espectacular que se prepara sin esfuerzo, como por arte de magia.

Estas navidades nuestros primos de Inglaterra pidieron a los reyes un libro que sabían a ciencia cierta que nos encantaría. Es un libro precioso que cuenta una historia de padre e hija muy inspiradora y de cómo hacer pan cambió sus vidas. La otra mitad del libro nos regala una serie de recetas maravillosas y muy cuidadas que seguro nos van a inspirar.

Hoy os dejamos la primera receta del libro. Es la más sencilla pero probablemente la que da los resultados más espectaculares en relación al esfuerzo que supone prepararla. Realmente es como un milagro poder disfrutar de un pan así en casa.

La receta es muy sencilla como podréis ver más abajo, pero a partir de aquí se pueden ir haciendo modificaciones como añadir semillas o utilizar harinas integrales que le darán nuevos matices muy interesantes. Ya lo hemos probado y podemos decir que queda delicioso. Pronto prepararemos nueva receta integral con semillas que os encantará, pero hoy empecemos por la básica.

La preparación son 5 minutos de reloj. Lo único que se debe tener en cuenta es el tiempo de levado que oscilará entre 12h/16h. Una buena opción es hacer la mezcla antes de acostarnos, que como os decimos, no son más de 5 minutos y dejarlo reposar toda la noche tapado. Al día siguiente le daremos forma de nuevo lo dejaremos en reposo una horita más y horneamos. Prácticamente no hay manipulación sólo es tener paciencia y tiempo para que la masa haga su curso y se dé el pequeño milagro.

Otra cosa a tener en cuenta es el recipiente que vamos a usar para hornear el pan. En esta cocción lo que haremos será introducir la fuente elegida con tapa al horno unos 15 minutos mientras el pan reposa. A la hora de hornear  la fuente ya estará muy caliente y con cuidado a no quemarnos deslizaremos el pan dentro con el papel vegetal y añadiremos dos hielos o un chorrito de agua en la base tapando rápidamente para empezar la cocción. Este último paso creará algo de vapor en el interior y humedad.  Lo ideal es que la olla o el recipiente que utilicéis sea de un material que absorba mucho calor. Nosotras hemos utilizado nuestra olla de hierro fundido que a parte de ser extraordinaria como utensilio de cocina tiene añadido el valor sentimental porque era de nuestra abuela y os podemos asegurar que todo lo que se cocina aquí desde un guiso a un pan como el de hoy sabe mejor.  Què t’enyoram de molt!

Aquí tienes otras recetas de pan por si quieres seguir horneando. Nuestro pan de molde integral con semillas es también delicioso, tienes también una opción sin gluten pan de molde sin gluten o los panecillos integrales con aceite de oliva que son ideales para meriendas y desayunos. Si te gusta hornear no te vas a aburrir.

¡Así que al lío con esta de hoy!

 

para un pan // tiempo de preparación: 5 min. // tiempo de levado: 12h/16h // tiempo de cocción 45 min

  • 500g de harina de fuerza
  • 10g de sal
  • 3g de levadura seca de panadero
  • 330ml de agua tibia

 

1.Introduce todos los ingredientes secos en un bol (harina, sal y levadura) y mézclalos con una cuchara.
2. Incorpora el agua tibia y mezcla primero con la cuchara y luego con las manos hasta obtener una bola de masa homogénea.
3. Enharina ligeramente la base de un bol y deposita la masa tapándola con un paño o film.
4. Pon el bol en un lugar cálido  dejando que el milagro actúe un mínimo de 12 horas. Lo ideal  es dejarlo toda la noche para hornear al día siguiente.
5. Pasado el tiempo de levado la masa habrá aumentado de volumen y la volcaremos ayudándonos de una espátula de plástico sobre una superficie ligeramente enharinada.
6. Formamos una bola uniforme, la ponemos sobre una hoja de papel vegetal y cubrimos de nuevo con un trapo para dejar reposar aproximadamente una hora.
7. Durante este último levado calentamos el horno a 210ºC posición arriba y abajo e introducimos un recipiente apto para horno con tapa que nos servirá para hornear nuestro pan.
8. Horneamos a 210º posición arriba y abajo 30 minutos. Para ello, introducimos el pan en el recipiente caliente con el papel vegetal y tapamos. En este momento también añadimos dos hielos o un chorrito de agua en la base del recipiente y le ponemos la tapa enseguida. Esto creará vapor en el interior y hará que nuestro pan se hornee de una manera más uniforme y que el resultado sea más crujiente.
9. Pasados los 30 minutos destapamos y continuamos la cocción unos 10 o 15 minutos dependiendo de si te gusta más o menos dorado.
10. Deja enfriar en una rejilla y lo más importante disfruta de comer tu propio pan.

TIPS: Si te gustan las semillas prueba a añadir algunas. Nuestra combinación ideal es una mezcla de calabaza, lino y pipas de girasol. Le da un toque crujiente y jugoso que nos encanta.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on whatsapp
¿Te ha gustado? Puntua!!
(Votos: 1 Promedio: 5)
También te puede interesar
Si te ha gustado la receta o tienes alguna duda, dejanos un comentario

Deja un comentario

Deja un comentario